Fraterna.com, un lugar de encuentro,
un lugar de fe, un lugar seguro

En el marco de la conmemoración de los 500 años de la reforma protestante, nace
Fraterna: la red social creada para y por cristianos, una red segura donde podrás compartir,
nutrir y vivir nuestra fe, encontrar un trabajo, conocer los convenios y beneficios que nuestra
comunidad tiene y conectarte con nuevas amistades.

REGÍSTRATE AQUÍ ó Regístrate con Facebook
icon-social

RED SOCIAL

Tendrás la Biblia siempre en tu muro para que puedas consultarla cuando quieras. También podrás acceder al Pan de Vida, a Reflexiones Cristianas diariamente y a un foro de conversación en donde podrás debatir sobre diversos temas cada semana.

icon-job

BOLSA LABORAL

Aquí podrás postular a diversos puestos de trabajo. Muchas empresas buscan trabajadores en la comunidad cristiana, debido a la honestidad y buena voluntad que les caracteriza.

Empresa_anuncio-11

ANUNCIOS PARA EMPRESAS

Publica tus ofertas laborales y accede a postulantes del mundo Cristiano-Evangélico, personas honradas, respetuosas y trabajadoras.

PAN DE VIDA

Porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en Él, en toda palabra y en toda ciencia 1 Corintios 1:5

Reflexión
Cristiana

DEUDORES


La Biblia es categórica respecto de los deudores: “…Y el que toma prestado es siervo del que presta”

Aconteció que Jesucristo usó la parábola de los dos deudores para enseñar sobre el perdón y la misericordia. La parábola viene de una conversación con su discípulo Pedro quien le preguntó sobre el perdón.

"Por lo cual, el reino de los cielos es semejante a un hombre rey, que quiso hacer cuentas con sus siervos. Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos. Mas a éste, no pudiendo pagar, mandó su señor venderle, y a su mujer e hijos, con todo lo que tenía, y que se le pagase. Entonces aquel siervo, postrado, le adoraba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. El señor, movido a misericordia de aquel siervo, le soltó y le perdonó la deuda. Y saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y trabando de él, le ahogaba, diciendo: Págame lo que debes. Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba, diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. Mas él no quiso; sino fue, y le echó en la cárcel hasta que pagase la deuda. Y viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y viniendo, declararon a su señor todo lo que había pasado. Entonces llamándole su señor, le dice: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste: ¿No te convenía también a ti tener misericordia de tu consiervo, como también yo tuve misericordia de ti? Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía. Así también hará con vosotros mi Padre celestial, si no perdonaréis de vuestros corazones cada uno a su hermano sus ofensas"

Mateo 18: 23-35

Todo cristiano debe recordar siempre que contraer una deuda, es confiar una parte de sus bienes y de su libertad en el acreedor.