Himno de la Champions League, es de Inspiración Cristiana Evangélica

La música que abre cada partido de fútbol del torneo internacional más prestigioso a nivel de clubes, está inspirada en uno de los himnos que Händel compuso basándose en el episodio bíblico de la coronación del rey Salomón.

HISTORIA DEL HIMNO EN EL TORNEO

En 1992, la UEFA encarga arreglar la pieza de Händel y crear un himno oficial para la competición.  La canción oficial de la Champions es conocida en todo el mundo, pero no sus orígenes. El estribillo del himno suena antes del comienzo de cada partido de la Liga de Campeones. Asimismo, las cadenas de televisión que emiten partidos de Champions están obligadas a emitir una versión reducida del mismo antes y después del partido.  El Himno que escuchamos de la Champions League es un arreglo musical de Tony Britten a la pieza de Hándel llamada “Zadok the Priest” (en español: El sacerdote Sadoc), que forma parte de la serie de los Coronation Anthems (Himnos de Coronación) del ilustre compositor.

 

SU AUTOR

El himno oficial de la Liga de Campeones se lo debemos al compositor protestante George Friedrich Händel (1685-1759). Hándel fue un compositor alemán, posteriormente nacionalizado inglés, considerado una de las figuras cumbre de la música del Barroco y uno de los más influyentes compositores de la música occidental y universal. Fue profundamente creyente, como muestra la inspiración y contenido de muchas de sus obras, estando entre sus piezas más famosas el inmortal “Aleluya” del “Mesías”.  Link del Aleluya 

Antes de morir, el rey de Inglaterra Jorge I le encargó que compusiera una melodía para la coronación de su hijo. Cumplió la orden basándose la Biblia para inspirarse. Así el Hno.  Händel estrenó esta obra musical en la coronación de Jorge II, el 11 el octubre de 1727. La pieza con la que cierra la obra, es la que hoy se interpreta en el himno de la Champions League. Quién diría que siglos después se convertiría en la melodía mundial de un evento tan popular. Aunque Tony Britten en su adaptación cambió la letra.

Fuente Protestante Digital



Reflexión
Cristiana

BAUTISMO, RENOVARSE O MORIR


Renovarse es metafóricamente volver a nacer. El Bautismo es morir en al vida terrenal sepultando nuestros pecados por la gracia de Nuestro Señor, y para renacer en la vida espiritual aceptando a Jesús como nuestro Salvador.

"Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado será salvo; más el que no creyere será condenado." Marcos 16:15-16

“para que así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna mediante Jesucristo, Señor nuestro”. Romanos 5:21