Con apoyo de Diputados Evangélicos Presentan proyecto para sacar de registros financieros a deudores universitarios

La diputada evangélica Francesca Muñoz, presentó un proyecto de ley que busca eliminar de los registros financieros a los deudores de créditos universitarios. La iniciativa, que está apoyada por Eduardo Durán (RN), Leonidas Romero (RN), Carolina Marzán (PPD) y Luis Rocafull (PS), pretende terminar con las trabas financieras que las instituciones les ponen a los deudores de este tipo de créditos.

“Creemos que no es lo mismo una deuda adquirida ante una casa comercial para comprar algún bien, que aquella deuda adquirida para financiar la educación superior”, señaló la diputada Francesca Muñoz.

La parlamentaria también agregó que “en su momento, los créditos universitarios fueron un gran avance para permitir un mayor acceso a la educación superior, sin embargo, una vez finalizados los estudios, dicha deuda no puede significar una carga que impida el desarrollo económico”.

Según las estadísticas de la Comisión Ingresa en el2006 postularon 92.258 personas al Crédito con Garantía Estatal (CAE) y en el 2017, dicha cifra alcanzó los 601.431, lo que significa un aumento del 552% de postulantes en un período de 11 años. La iniciativa será revisada en los próximos días por la comisión de Economía de la Cámara de Diputados.

 

Fuente: El Dínamo



Reflexión
Cristiana

RENOVACIÓN


Somos lo que pensamos y vivimos como pensamos. La actitud es el punto de quiebre entre seguir igual o renovarnos para alcanzar nuestros anhelos.

La Biblia nos insta a renovar nuestra mente cambiando nuestra forma de pensar y a vestirnos del nuevo hombre creado según Dios:

“En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad”. Efesios 4: 22-24.

Poner en orden y practicar las normas de Dios hará de nosotros una persona renovada espiritualmente. Los cristianos somos completamente inútiles si todo lo que hacemos es adaptarnos al mundo que nos rodea y no intentamos renovarnos nosotros para luego renovar a los demás.

Dios quiere que nos vaya bien; pero eso no depende solo de él, sino de nuestra renovación y fidelidad a la Palabra.