Al actual técnico de Colo Colo le molestaría tener muchos evangélicos en el plantel

Fotografía: Prensa Fúbol

A Pablo Guede, actual director técnico de Colo Colo le molestaría “sobremanera” la gran cantidad de cristianos evangélicos que hay en su plantel, y “hace rato que se sabe”.  Esta aseveración fue hecha por CDF.cl, como parte del análisis del conflicto de camarín que hoy sufre el cuadro albo.

Uno de sus jugadores, “Julio Barroso”, abiertamente cristiano evangélico, hoy está enfrentado públicamente con Guede, de hecho, Barroso no participó de la conferencia de prensa donde el plantel le dio su apoyo al técnico argentino.

Héctor Tapia, ex-técnico albo le restó importancia al tema, señalando “a mí me tocó, más en Colo Colo que en Everton, trabajar con un grupo grande de jugadores que siguen una religión.  Estaba Julio (Barroso), Luis Pedro Figueroa, ‘Quili’ Vilches, entre otros, y nunca tuve problemas. Es más, muchos chicos que tenían ciertos problemas en cuanto a comportamiento, tomaron una actitud súper diferente al entrar ahí”, señaló Tapia en entrevista con Radio ADN.

Este domingo se jugará el superclásico número 183, Colo Colo versus Universidad de Chile, y aún no se confirma la participación de julio Barroso en el encuentro.

 

Fuente Cdf.cl Radio ADN



Reflexión
Cristiana

LA REDENCIÓN


La palabra redención significa rescate, viene del latín redemptio. Los cristianos usamos esta palabra para señalar lo que Jesús hizo por nosotros al redimirnos a todos de la esclavitud del pecado.

Todos quienes acepten a Jesús como Su Salvador Personal será redimido, solo a través de Él tenemos redención eterna. Quien siga en la oscuridad del pecado sufriendo las consecuencias, es porque no sabe o no entiende que Jesús ha enterrado todos los pecados del mundo y que son salvos por Su gracia.

Solo Él ha soportado el juicio por nuestros pecados y murió en la Cruz por nosotros.

Jesús es nuestro redentor, esta es la afirmación que los cristianos creemos y vivimos. “en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracias”. Efesios 1:7