Al actual técnico de Colo Colo le molestaría tener muchos evangélicos en el plantel

Fotografía: Prensa Fúbol

A Pablo Guede, actual director técnico de Colo Colo le molestaría “sobremanera” la gran cantidad de cristianos evangélicos que hay en su plantel, y “hace rato que se sabe”.  Esta aseveración fue hecha por CDF.cl, como parte del análisis del conflicto de camarín que hoy sufre el cuadro albo.

Uno de sus jugadores, “Julio Barroso”, abiertamente cristiano evangélico, hoy está enfrentado públicamente con Guede, de hecho, Barroso no participó de la conferencia de prensa donde el plantel le dio su apoyo al técnico argentino.

Héctor Tapia, ex-técnico albo le restó importancia al tema, señalando “a mí me tocó, más en Colo Colo que en Everton, trabajar con un grupo grande de jugadores que siguen una religión.  Estaba Julio (Barroso), Luis Pedro Figueroa, ‘Quili’ Vilches, entre otros, y nunca tuve problemas. Es más, muchos chicos que tenían ciertos problemas en cuanto a comportamiento, tomaron una actitud súper diferente al entrar ahí”, señaló Tapia en entrevista con Radio ADN.

Este domingo se jugará el superclásico número 183, Colo Colo versus Universidad de Chile, y aún no se confirma la participación de julio Barroso en el encuentro.

 

Fuente Cdf.cl Radio ADN



Reflexión
Cristiana

DEUDORES


La Biblia es categórica respecto de los deudores: “…Y el que toma prestado es siervo del que presta”

Aconteció que Jesucristo usó la parábola de los dos deudores para enseñar sobre el perdón y la misericordia. La parábola viene de una conversación con su discípulo Pedro quien le preguntó sobre el perdón.

"Por lo cual, el reino de los cielos es semejante a un hombre rey, que quiso hacer cuentas con sus siervos. Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos. Mas a éste, no pudiendo pagar, mandó su señor venderle, y a su mujer e hijos, con todo lo que tenía, y que se le pagase. Entonces aquel siervo, postrado, le adoraba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. El señor, movido a misericordia de aquel siervo, le soltó y le perdonó la deuda. Y saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y trabando de él, le ahogaba, diciendo: Págame lo que debes. Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba, diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. Mas él no quiso; sino fue, y le echó en la cárcel hasta que pagase la deuda. Y viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y viniendo, declararon a su señor todo lo que había pasado. Entonces llamándole su señor, le dice: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste: ¿No te convenía también a ti tener misericordia de tu consiervo, como también yo tuve misericordia de ti? Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía. Así también hará con vosotros mi Padre celestial, si no perdonaréis de vuestros corazones cada uno a su hermano sus ofensas"

Mateo 18: 23-35

Todo cristiano debe recordar siempre que contraer una deuda, es confiar una parte de sus bienes y de su libertad en el acreedor.