Piloto que sintió la voz de Dios en su corazón, salvó pasajeros del Terremoto y Tsunami en Indonesia

Hace pocos días Indonesia elevó su número de víctimas a 2.010 fallecidos como resultado del Terremoto de 7.5 grados y posterior Tsunami, acaecido el 28 de Septiembre. Estimando además, que  unas 5.000 personas se encuentren aún bajo los escombros y el barro.

La mayoría de los fallecidos, 1.601, tuvieron lugar en Palu, la capital de la provincia de Célebes Cental y zona más afectada,según los datos aportados por la Agencia Nacional de Gestión de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho.

TESTIMONIO

Sin embargo, en medio de la Tragedia se conoció la historia del Piloto cristiano Ricosseta Mafella, de la aerolínea local Batick, que logró salvar la vida de sus 140 pasajeros.

El relato del piloto cristiano fue dado a conocer en medio de un culto de la Iglesia de Yakarta, Duta Injil BIP, el domingo 30 de septiembre.

 

Ricosseta Mafella, señaló entonces que ese  día su rutina hacia Palu la inició con gran inquietud durante el vuelo. Al llegar al aeropuerto comenzó a cantar himnos para tranquilizarse. Así es como dio un breve receso de 20 minutos a la tripulación y ordenó abordar rápidamente a los pasajeros en el aeropuerto de Palu.

“Sentí la urgencia de despegar de inmediato, luego de que una voz en mi corazón me dijera que lo hiciera rápido”. Al finalizar el abordaje, el Capitán Mafella, solicitó despegar tres minutos antes de su hora de salida. Al recibir la luz verde de la Torre de Control inició el despegue más rápido que ha realizado en su carrera.

 

Luego miró hacia abajo y vio una visión inusual. “El agua de mar en la costa estaba formando un agujero muy grande a través del cual se podían ver los cimientos del fondo marino”, señaló. “Vi círculos cada vez más grandes. Pensé que era muy extraño”.

Cuando el avión llegó a Ujung Pandang, se le comunicó la impactante noticia de que había habido un terremoto y un Tsunami en Palu.  “Es importante que escuchemos la voz de Dios”, dijo. “Y pase lo que pase, debemos estar tranquilos, no en pánico, para que podamos escuchar claramente la voz de Dios que viene a nosotros por el Espíritu Santo”.

 

Fuentes: lavanguardia.com, laprensa.hn, fuerzalatinacristiana.com

 



Reflexión
Cristiana

PROMESAS


Un cristiano de recto andar no hace promesas que no pueda cumplir, se puede tardar por dificultades ajenas a su voluntad en consumar su compromiso, pero la palabra empeñada la cumple.

Desde siempre el hombre a realizado pactos. La promesa o “palabra” ha sido utilizado para intercambiar bienes, para sellar compromisos y para rubricar un convenio sentimental. Para ello se realizan contratos escritos o simplemente se da la palabra.

La Biblia relata que después del diluvio Dios le prometió a Noé que nunca más iba a destruir la tierra con agua y como señal del compromiso puso el arco iris en el cielo.

En la actualidad se firman contratos escritos para casi todos los negocios: vender, comprar, representar, arrendar, entre otras muchas otras cosas. Sin embargo, también se hacen pactos en los que solo se da como garantía la palabra, con la confianza plena en la buena fe y decencia del otro, como hacían nuestros abuelos y bisabuelos, como se hace aún en los pueblos pequeños, como se hace también entre amigos, como se hace muchas veces en el amor.

En esta sociedad del siglo XXI el valor de la palabra ha ido perdiendo su valor. Y no sólo de la promesa hecha verbalmente, sino de la escrita y de cualquiera otro medio.

La Biblia nos alerta cual debe ser el comportamiento de un cristiano recto:

“En toda labor hay fruto, más las vanas palabras de los labios empobrecen” Proverbios 14:23