José Luis Rodríguez reapareció ante la prensa totalmente recuperado

 

José Luis Rodríguez, el Puma, reapareció ante la prensa visiblemente emocionado, para dar cuenta de su completa recuperación, después de padecer por años una fibrosis pulmonar que puso su vida al borde la muerte.

A sus 75 años le quedaban pocos meses de vida hasta que apareció un donante, llevaba tiempo esperando la oportunidad de ser trasplantado. Así es como el 17 de Diciembre de 2017, en el hospital Jackson Memorial en Miami, Florida fue sometido a la cirugía  que le devolvió la vida.

Tras cuatro meses de recuperación, José Luis Rodríguez dice haber vuelto a nacer de nuevo por tercera vez, la primera cuando fue dado a luz por su madre, luego cuando abrazó la fe del Evangelio de Jesucristo aceptando a Cristo como su Salvador a los 33 años, y esta nueva oportunidad que le da Dios de seguir viviendo.

Ahora se está preparando para regresar a la música. Incluso se aventuró a decir que realizaría una gira prontamente.

En este contexto, también hizo un fuerte llamado a ser donantes “porque si los donantes existen hay esperanza” señaló. Según la posibilidades médicas 1 donante puede devolverle la vida a 8 pacientes terminales.  No obstante, aún es baja la cifra de quienes manifiestan ser donantes. Por ejemplo, en Estados Unidos existen 30 donantes por 1 millón de personas y  en Chile, estamos aún más lejos, existen 10 donantes por 1 millón de personas.

Cifras de Chile (enero a diciembre) 2017

173 Donantes

457 trasplantes

17 trasplantes de pulmón

Noticias como las de José Luis Rodríguez (trasplante de pulmón), Raphael (trasplante de Hígado), Selena Gómez (trasplante de riñón) siempre son una oportunidad para crear conciencia en la importancia de ser donantes.

 

Fuentes: Youtube, CHV

 



Reflexión
Cristiana

LAS COSAS QUE DEBES ABANDONAR.


Dios siempre nos ofrece y obsequia la oportunidad para crecer como persona, espiritualmente y como familia. Para ello es muy importante abandonar acciones o actitudes que atentan a tu felicidad y a las de los que te rodean. No es necesario hacer, más bien es necesario abandonar cosas.

Abandona el pasado para construir el nuevo futuro.

Abandona la búsqueda de la felicidad en otro lugar, ella vive en ti.

Abandona las relaciones equivocadas.

Abandona el sentimiento de auto compasión y entrégate al amor.

Abandona el resentimiento y el rencor.

Abandona la mentira, porque siempre te seguirá como tu sombra.

Abandona la ingratitud.

Abandona la pereza, que solo trae pobreza.

Abandona el miedo, Dios está contigo.

“… para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo”. Efesios 4: 14-15