Misionero muere asesinado por Tribu en una remota Isla india

El misionero estadounidense  John Allen Chau, en uno de sus viajes (Instagram de John Allen Chau)

Muchos medios han difundido que era un turista estadounidense con ganas de aventura y sin mucho sentido común. En realidad se trataba de un misionero que quería llevar el Evangelio a una de las tribus más aisladas y hostiles del mundo.

La entidad misionera Evangélica “All Nations” ha confirmado que “John Allen Chau“, el norteamericano muerto en la isla Centinela Norte a manos de la población aborigen local, es un misionero que visitó la isla con la intención de llevar el Evangelio a los nativos.

Un miembro de los sentinelas con un arco y una flecha apuntando a un helicóptero de la Guardia Costera india en 2004 (Handout / AFP)

Se trata de una de las tribus más peligrosas del mundo ya que matan a cualquier persona no nativa que decide poner un pie en la isla. En este sentido, tal práctica está amparada por la legislación india que protege las tribus aborígenes y, de hecho, esta pequeña isla del golfo de Bengala permanece, de esta manera, aislada del resto del mundo.

Si bien ha circulado por los medios que se trataba de un simple turista americano inconsciente y con ganas de aventura, la realidad es era un misionero experimentado que tenía por objetivo presentarles a Jesús. John Allen Chau, ya había tenido que abandonar la isla anteriormente al ser recibido con el disparo de flechas, una de las cuales atravesó su Biblia, al acercarse a la playa. Llevaba años preparándose para evangelizar a pequeñas tribus indígenas. Así, según relata en su diario, durante la primera visita, antes de recibir las flechas que le obligaron a marcharse rápidamente en un bote de pesca, gritó “Me llamó John, les amó, y Jesús les ama también”.   

 

EL PERDÓN DE LA FAMILIA

Según ha podido saber Daily Mail, este joven escribió una carta a su familia el día antes de morir pidiendo que no se enfadaran “ni con ellos ni con Dios” si perdía la vida en este viaje. La familia ha recogido esta última voluntad de John Allen Chau y ha publicado en su cuenta de Instagram un post donde dejan claro que perdonan a los responsables de la muerte de su hijo.

Desde la entidad Evangélica, Mary Ho, líder ejecutiva internacional ha pedido que, desde “el dolor por la pérdida”, se ore por aquellos que sufren el duelo de la pérdida del joven y también “por los responsables de su muerte”. La organización ha explicado que el misionero fallecido había estado anteriormente en Irak, Kurdistán y Sudáfrica: un “viajero experimentado y con amplia experiencia en cuestiones transculturales”.   La hostilidad de los habitantes de esta isla también la pudieron constatar los marineros del Pimrose, en 1981, que tras encallar en el arrecife, tuvieron que defenderse con hachas de bombero y  pistolas de bengalas hasta ser rescatados en helicóptero. También en 2006 dos pescadores murieron por sus flechas tras encallar en la isla.



Reflexión
Cristiana

La Biblia recomienda a las esposas creyentes


Puede ocurrir que la esposa no esté de acuerdo con su esposo, sea este o no cristiano. Pero si le representa su opinión con delicadeza, no le estará exhibiendo una carencia de respeto. Puede ser que ella tenga razón y que toda la familia se beneficie si le considera su opinión. La Biblia relata que Sara le recomendó a su esposo, Abraham, una solución práctica para un problema que tenían en su hogar. Aunque a él no le gustó la idea, Dios le dijo: “…en todo lo que te dijere Sara, oye su voz, porque en Isaac te será llamada descendencia. La labor de la esposa es fundamental para que la familia esté bien atendida. Las Santas Escritura aconseja a las casadas “a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada. Tito 2:5.