Dr. Denis Mukwege, el nuevo ganador del Nóbel de la Paz es encargado de Iglesia Pentecostal y luchador incansable por los derechos de la Mujer

Denis Mukwege nació en 1955 en Bukavu, República Democrática del Congo. Asistió a la escuela de medicina al otro lado de la frontera, en Burundi, y luego estudió ginecología y obstetricia en la Universidad de Angers, en Francia. Su vocación por convertirse en médico nació tempranamente, acompañando a su padre, un respetado pastor evangélico, a numerosas visitas a enfermos.

Doctor Milagro

El ginecólogo congoleño Denis Mukwege es conocido como el “Doctor Milagro” por su capacidad para reparar, mediante la cirugía reconstructiva, el horrible daño infligido a las mujeres que han sido violadas.

Mukwege, de 63 años, estableció hace casi 20 años el hospital Panzi en la ciudad de Bukavu, en el este de la República Democrática del Congo para atender de forma desinteresada a mujeres víctimas de violencia sexual. Poco después de su primera experiencia tratando a una mujer que había sido violada y mutilada por hombres armados.

En una entrevista con la BBC, el doctor Mukwege relató la horrible lesión que la paciente había sufrido y contó que no solo la habían violado sino que también habían disparado balas contra sus genitales y muslos.

Su hospital ahora atiende a más de 3.500 mujeres al año. A veces, el médico realiza hasta 10 operaciones por día.

 

Encargado de Iglesia y Líder de un importante movimiento Feminista para Hombres

Debido a su labor, el ginecólogo ha visto peligrar su propia vida y la de su familia. Es responsable de una iglesia pentecostal de la localidad y cree que “no se puede concebir la curación sin la gracia de Dios”.

Desde principios de 2018 encabeza “V-Men Congo”, un movimiento feminista para hombres cuyo objetivo es “eliminar las discriminaciones y actitudes misóginas que avergüenzan a nuestra humanidad y socavan las perspectivas del desarrollo sostenible” señaló.

Nuestro hermano en Cristo, Dr. Denis Mukwege, ha recibido muchos otros premios internacionales por su trabajo, entre los más relevantes, el 2008 recibió el Premio de Derechos Humanos de la ONU. Y en 2009 fue nombrado Africano del Año.

Fuente: Vida Nueva Digital, BBC.com,



Reflexión
Cristiana

BENDECIDOS


Es un error quienes piensan que una vida bendecida significa no tener problemas, tener muchos bienes materiales o ser famoso. Se puede tener todo eso pero no tener familia o salud. O peor aún, vivir con miedo al futuro o la inseguridad que hay después de la vida.

El cristiano verdadero sabe que tenemos las bendiciones de Dios, por haber recibido a Jesús en nuestro corazón. La Biblia así lo afirma:

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,” Efesios 1:3.

Cada día somos generosamente bendecidos por Dios, Así debes sentirte y nada malo podrá tocarte si tu comunión con Dios es constante.