Reflexión
Cristiana

La Biblia recomienda a las esposas creyentes


Infelizmente no todos los matrimonios están formados por personas con sabiduría. Por eso, puede que en algunas situaciones extremas terminen divorciándose. La Palabra de Dios permite la separación en ciertos casos. Pero nadie puede usar esto como excusa o tomar el asunto a la ligera, pues la Biblia es taxativa: “Pero los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido; y si separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer. 1 Corintios 7:10-11.