El Misionero conocido como el Rambo Cristiano, evangeliza en zonas de guerra

Fotografía World News Group

La mayoría de los cristianos no se dispondría a vivir con toda su familia en algunos de los lugares más peligrosos del planeta. Sin embargo, Dave Eubank decidió usar su larga experiencia como militar para convertirse en un misionero, ayudar a los necesitados y llevar el Evangelio.

Incluso sabiendo que podría tener una jubilación tranquila, el marine y misionero cuenta que las zonas de guerra pasaron a ser su llamado. Eubank contó un poco de su historia en el programa “Héroes Americanos”, de la NRA TV. Descrito como un “Rambo cristiano”, él habló sobre las veces que colocó su propia vida en riesgo para auxiliar a
personas que ni siquiera conocía.

Director de la ONG humanitaria y misionera “Free Burma Rangers”, en los últimos años trabajó en Irak y Siria. Su rescate de una niña en fuego cruzado con los soldados de los Estados islámicos el año pasado le valió el reconocimiento en todo el mundo. El vídeo de él orando para que Dios le diera protección, antes de hacer el intento de rescate fue noticia mundial.

El ex soldado explica que su motivación es hacer por los demás lo que Jesús hizo por él: liberar al oprimido. Para Eubank, las analogías bíblicas sobre el cristiano de ser un soldado no son por casualidad. “La guerra puede resolver algunos problemas temporales, pero sólo la Biblia puede resolver problemas eternos”, explica.

Durante 20 años participó en combates para el ejército estadounidense. Hasta que un día comprendió que debía dejar todo para ser un misionero. Hablando sobre su motivación, cuenta que usa todas las cosas que aprendió como militar y como cristiano pone toda su energía para ofrecer ayuda física, suministrando alimentos y medicinas, salvando almas y llevando esperanza.

Fuente: Noticias Cristianas



Reflexión
Cristiana

LA DEPRESIÓN


Popularmente conocida como “el resfrío común de la mente”, la depresión es desde hace un tiempo el mal que aqueja a un gran número de personas de ambos sexos y de distintas edades.

Es un trastorno del estado de ánimo, transitorio o permanente, caracterizado por sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, además de provocar una incapacidad total o parcial para disfrutar de las cosas y de los acontecimientos de la vida cotidiana Los trastornos depresivos pueden estar, en mayor o menor grado, acompañados de ansiedad.

Este trastorno psicológico puede ser mejorado con la ayuda de un especialista y con el socorro de Dios. Si te sientes abatido, examina las causas y busca apoyo. Con disciplina y constancia en manos de expertos; y aclamando al Señor llegará la solución y podrás nuevamente seguir con tu vida en forma normal.

“Clama a mi y yo te responderé y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tu no conoces”. Jeremías 33:3.