Pastor de las Asambleas de Dios en Brasil, usa los diezmos para construir casas a los hermanos más vulnerables.

Fábio Mendonça es pastor de las Asambleas de Dios, Ministerio Lagoinha, em Araruama, Rio de Janeiro. Su iglesia tiene cerca de 200 miembros y ha llamado la atención por utilizar los diezmos y ofrendas para construir casas a los miembros de su iglesia más vulnerables. Además, la iglesia tiene dos camionetas que llevan a los miembros que viven en lugares como Regamé, Km 30, Río Limón y Fazendinha para trasladarlos al culto.

“Las iglesias deben estar más atentas a las necesidades de la gente”

Una de las beneficiarias es Andrea Silva Rocha, quien recibió una de las casas, señaló: “recibí ayuda en el momento que más lo necesitaba, hoy en día tengo la seguridad de un hogar.”

El pastor Mendonça dice que en su trabajo en la policía adquirió experiencia en el área de proyectos. Al darse cuenta de la necesidad de otros hermanos necesitados decidió ayudar a cavar los cimientos de las casas. Él dice que la iglesia en un primer momento fue sorprendida por la idea, pero pronto comenzaron a participar activamente. El criterio para la entrega es “el grado de dificultad de la gente”, explica.

Hay cuatro casas casi construidas, gracias a los diezmos y ofrendas que han financiado la obra. Además del pastor, tres albañiles ayudaron en la construcción trabajando voluntariamente durante los fines de semana.“Las primeras beneficiarias serán dos hermanas que ahora están alojadas en la iglesia, uno de ellas duerme en la oficina pastoral y la otra en la ‘pequeña habitación destinada al culto de niños. El pastor dice que no les pide dinero, pero se las ha arreglado para pagar las cuentas.

“Yo creo que cuando el trabajo está bien, el Espíritu Santo se encarga de mover los corazones de la gente con el deseo de dar. Y así fue: un miembro donó mil ladrillos, otros dos lavabos… “, dice. Pero la iniciativa no deja de tener sus críticos “Algunos ministros me preguntaron si yo no estaba haciendo “demasiado” trabajo” señaló.

 

Por último, deja un “mensaje” a los líderes evangélicos: “Las iglesias deben estar más atentas a las necesidades de la gente. Ya sea material o espiritualmente. Existen congregaciones en las que los miembros mayoritariamente no sufren escasez financiera, pero hay siempre aquellos que necesitan ayuda material y aquellos que necesitan ayuda espiritual. ”

 

Fuente: Sanando la Tierra.org



Reflexión
Cristiana

BENDICIONES


Dar o recibir las bendiciones es la invocación divina a favor de alguien o de algo. Es en definitiva un deseo benigno.

Este gesto debe ser respondido con un “gracias” y correspondido devolviendo esos buenos deseos dando las bendiciones. Este debiera ser siempre nuestra conducta social como cristianos.

“En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir” Hechos 20:35.