Patio de los Disidentes un testimonio de Pluralidad

El Martes 30 de Octubre en el Patio de los Disidentes del Cementerio General, se realizó la ceremonia “Espiritualidad de los migrantes, conmemoración del Primero de los próximos 500 Años de La Reforma”. Este encuentro puso énfasis en los migrantes protestantes que aportaron desde su fe y sus oficios a la sociedad chilena. Así también, para no olvidar el porqué existe en diversos cementerios del país un “Patio para los Disidentes”  por quienes en otra época discriminaban y perseguían a las minorías religiosas, como la Iglesia Evangélica, y la comunidad judía, entre otros.

En su intervención el Rev Jorge Cárdenas, Presidente del Concilio Nacional de las Iglesias Protestantes Históricas y Moderador de la Iglesia Presbiteriana, hizo referencia a que al Patio de los Disidentes es “un lugar donde conviven distintas espiritualidades: Protestantes (Luteranos, Presbiterianos, Metodistas), junto a Judíos, masones, y agnósticos; también de distintos quehaceres, intelectuales, artistas y científicos; provenientes de distintas partes del mundo, por lo tanto, el Patio de los Disidentes es un rincón de pluralidad, sin embargo, al otro lado del muro, se concebía el mundo de manera uniforme, donde una sola visión del mundo y una sola espiritualidad era factible“, una visión discriminadora y fundamentalista, que persiguió a nuestros hermanos por su fe que era minoritaria.

Finalmente, en el marco de esta ceremonia se depositó una ofrenda floral donde descansan los restos del Hno. Rudolph Philippi, destacado naturalista alemán, que fue Director del Museo Nacional de Historia Natural.

Estuvieron presentes representantes de diversas Iglesias Protestantes, entre ellos, Pastor Alexis Salgado R, Obispo de la Iglesia Luterana en Chile; Daniel Godoy, Rector Comunidad Teológica Evangélica de Chile, Prof. Karl Böhmer, historiador, luterano, Ex Presidente Anmistía Internacional, Director Magister en Derechos Humanos ARCIS, entre otros, los que fueron acompañados por representantes de la Comunidad Judía, Fe Baha’i y otras entidades religiosas.

BIOGRAFÍA DR. RUDOLPH PHILIPPI

Dr. Rudolph Amandus Philippi (1808-1904) Naturalista Alemán, que participó activamente en la creación de la Iglesia Luterana en Santiago, e impulsó la creación de la Iglesia Luterana en Osorno. Como profesional publicó más 500 trabajos científicos, dominaba 7 idiomas, participó de 50 sociedades científicas, mantuvo correspondencia con connotados científicos de la época como Charles Darwin y Alexander von Humboldt, entre otros, asumió las cátedras de botánica y zoología en la Universidad de Chile. Como Director del Museo Nacional de Historia Natural de Santiago coordinó el traslado de éste a la Quinta Normal y emprendió la creación del Jardín Botánico.

_____________________________________________

HISTORIA DEL PATIO DE LOS DISIDENTES

La historia de este lugar se remonta a 1854, en que no católicos lograron un espacio para darle digna sepultura a sus muertos, luego de una larga lucha porque el Cementerio General creado en 1821 por don Bernardo  O’Higgins, pudiera acoger los restos de quienes no profesaban el catolicismo.

Con el objeto de terminar con el triste espectáculo de dejar los cuerpos en el basural ubicado a un costado del Cerro Santa Lucía. Lugar donde el Intendente don Benjamín Vicuña Mackenna, erigió en 1874  un monolito con una placa recordatoria que dice: “A la Memoria de los Despatriados del Cielo y de la Tierra, que en este sitio yacieron sepultados durante medio siglo 1820-1872”.

 

 

Sin embargo, el espacio concedido en 1854 lindante al Cementerio General, de igual manera fue considerado como una profanación del camposanto, “la historia popular cuenta que en un comienzo los cadáveres de los disidentes eran sacados en las noches, porque se consideraba que los cuerpos de los herejes contaminaban el cementerio” (fuente: cementeriogeneral.cl)

Luego en 1871, resultado de una larga discusión por la secularización de los cementerios, por decreto se obligó a considerar un espacio para dejar los restos mortales de evangélicos, masones, judíos, suicidas y niños no bautizados. Sin embargo, la Iglesia Católica de igual forma, solicitó separar por un muro de 7 metros de alto por 3 metros de ancho, el lugar bendito del terreno profano.

Finalmente, en 1883, el Presidente Domingo Santa María recordado por sus “leyes laicas”, fue quien promulgó la ley de Cementerios Civiles, marginando a la Iglesia Católica de la administración de los cementerios.

El Patio de los Disidentes aún conserva el muro divisorio, albergando unos 3 Mil restos, entre ellos, los fundadores de la Iglesia Evangélica en Chile, a quienes se les recuerda en la Ceremonia que se realiza todos los años en el lugar.

Entre los más destacados, se encuentra sepultado el Obispo Metodista Juan Canut de Bonn, fogoso orador callejero, precursor de la predicación al aire libre en Chile, gracias a él a los evangélicos chilenos, en jerga popular, se les conoce como “canutos”. Así también, podemos hallar la sepultura del Primer pastor latinoamericano, Reverendo José Manuel Ibáñez Guzmán, chileno que para obtener su ministerio, dio un examen de seis horas sobre filosofía, escolástica y conocimiento de la Biblia, en hebreo, griego y latín. Entre sus aportes se cuentan la redacción del primer proyecto de Ley de Matrimonio Civil y la fundación del Primer Periódico Evangélico.



Reflexión
Cristiana

LA AMISTAD CRISTIANA


Una verdadera amistad supera las berreras del egoísmo, respeta los silencios y apaña en los dolores. Es pronto a escuchar y solicito en atender. Sabe dar y recibir perdón.

La amistad cristiana es un don y una virtud proveniente de Nuestro Señor y ordenado por Él: “ Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros como yo os he amado” Juan 15:12

Un amigo verdadero con quien compartir los buenos y malos momentos sin reproches ni recriminaciones, esa unión espiritual es uno de los regalos mas precioso que se puede recibir en esta vida, y por su valía debe ser guardado, honrado y respetado siempre.

“En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia.” Proverbios 17:17