Matías Fernández ministra junto a su pastor el baustismo del futbolista Igor Lichnovsky

Esta semana varios medios de comunicación dieron cuenta de la participación de Matías Fernández  en el bautismo del futbolista Igor Lichnovsky, defensa chileno, compañero de “Matigol” en el Nexaca de México.

Igor Lichnovsky se unió a los muchos futbolistas chilenos que han sido alcanzados por el Evangelio. No es un misterio para el mundo del Fútbol la profunda fe que vive Matías Fernández. De hecho, Víctor Dávila, otro chileno en el Nexaca, comentó a CDF que “con Matías tenemos varias cosas en común, una de ellas es que compartimos la palabra de Dios, nos juntamos todos a pasar la tarde en familia”.

Lichnovsky, ex Universidad de Chile, publicó su bautismo a través de Twitter escribiendo un pasaje de la Palabra en Hechos 11:16 “Entonces me acordé de lo dicho por el Señor, cuando dijo: Juan ciertamente bautizó en agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo” , expresó.

 

En ese contexto, uno de los medios recordó que Colo Colo en un momento llegó a tener buena parte de cristianos en su equipo titular, donde, además de Julio Barroso , estaba Justo Villar, Emiliano Vecchio, Luis Pedro Figueroa, Christian Vilches y Gonzalo Fierro , entre otros.

 

Fuente: https://www.dalealbo.cl/   http://www.ahoranoticias.cl/ y http://www.t13.cl/noticia/deportes13/



Reflexión
Cristiana

SUMISIÓN


La definición de sumisión se puede evidenciar en diferentes contextos. El término de la sumisión ante la sociedad no es visto de la mejor manera, ya que se entiende que una persona sumisa es sinónimo de humillada, esclavizada por otra. No obstante, la sumisión se puede observar en los hogares, en la relación de padres e hijos, en el trabajo se observa la relación entre jefe y empleado y, así existen muchos ejemplos más ya que una de las partes debe de someterse a las órdenes de la otra y cumplirlas.

La Biblia nos dice:

“Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;  y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.” Filipenses 2:5-11

Los cristianos debemos someternos a Dios, sin cuestionarlo y acatando sus órdenes y enseñanzas con el fin de llevar una vida de acuerdo a sus principios, seguidora y fiel del Señor Jesucristo y, libre de todo pecado.

“Someteos unos a otros en el temor de Dios” Efesios 5:21