Veinte pastores evangélicos, entre los muertos en el accidente aéreo en Cuba

Fotografía RT.com

El viernes pasado el vuelo DMJ 0972 de Cubana de Aviación se estrelló con 113 personas a bordo. Entre las víctimas del accidente aéreo en Cuba figuraban veinte pastores de la Iglesia Nazarena de la región oriental, según informó el Consejo de Iglesias de Cuba.

El grupo regresaba a sus hogares y templos en la provincia de Holguín tras pasar varios días en una Conferencia Nacional de su denominación, que se realizó en La Habana.  El Reverendo Leonel López, Presidente de la Iglesia del Nazareno en Cuba, señaló “que tuvieron una Conferencia Nacional de 3 días para pastores y pastoras, con una asistencia de 125 matrimonios pastorales. Fueron unos días muy bendecidos y de mucho gozo, alegría y compañerismo”

El Reverendo López, relata que estos matrimonios son del distrito Este y que estaban de regreso a la provincia de Holguín donde ejercían sus ministerios. A través de un comunicado oficial, señaló: “acabamos de llegar de Medicina Legal donde hemos entregado documentos y evidencias para la identificación de los fallecidos. Ahora tenemos varios niños, adolescentes y jóvenes huérfanos de padres y madres, algunos de ellos sin otra familia. Oren por sus familias y sus hijos, por nuestros líderes del distrito Este, oren por nosotros y por lo que tenemos que enfrentar en adelante” “El gobierno me ha llamado para expresar sus condolencia y apoyo en esta tragedia, y hermanos y hermanas de varias partes del mundo lo han hecho también. Todos los presidentes nacionales de las denominaciones cubanas están con nosotros en este momento de tribulación y angustia, y sobre todo el Señor, por eso no estamos solos. Contamos con sus oraciones y apoyo en este momento de tanta tristeza y dolor”



Reflexión
Cristiana

LA FE Y LA ESPERANZA


Muchas veces los infortunios nos apartan de Dios porque la situación se presenta en contra nuestra y perdemos la esperanza. ¿Y Dios donde está que no lo veo?... No vemos ni entendemos como funciona nuestro teléfono celular, pero esta razón no es suficiente para dejarnos permanecer incomunicados. No tenemos que entender a Dios para creer en Él. Lo que nos debe dar esperanza es lo que el Salmo 37:5 nos enseña: “Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará”.