Reflexión
Cristiana

RENOVACIÓN


Somos lo que pensamos y vivimos como pensamos. La actitud es el punto de quiebre entre seguir igual o renovarnos para alcanzar nuestros anhelos.

La Biblia nos insta a renovar nuestra mente cambiando nuestra forma de pensar y a vestirnos del nuevo hombre creado según Dios:

“En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad”. Efesios 4: 22-24.

Poner en orden y practicar las normas de Dios hará de nosotros una persona renovada espiritualmente. Los cristianos somos completamente inútiles si todo lo que hacemos es adaptarnos al mundo que nos rodea y no intentamos renovarnos nosotros para luego renovar a los demás.

Dios quiere que nos vaya bien; pero eso no depende solo de él, sino de nuestra renovación y fidelidad a la Palabra.