Como acceder a la Red Social Fraterna.cl?

Para acceder a la red social debe ingresar a un browser o visualizador, como Internet Explorer o Google Chrome. Luego debe digitar http://www.fraterna.com

Que dispositivos puedo utilizar para acceder a la Red Social Fraterna.cl?

El portal se puede acceder desde computadores, notebooks, Tablet o teléfonos móviles – Iphone o Android – conocidos como Smartphones.

Puedo utilizar cualquier browser?

Los navegadores que han sido probados son: Internet Explorer versión 8 o superior, Google Chrome, Mozzila Firefox, Opera, Safari y otros.

El usuario y clave los defino al registrarme en la Red Social?

Si, cuando Ud. se registra debe definir su usuario y clave, y el usuario es un nombre de correo electrónico válido y que esté funcionando.

Cuándo puedo acceder a los servicios de la Red Social Fraterna.cl?

Luego de registrarse, recibirá en su casilla de correo electrónico un mensaje que permitirá validar el acceso.

Si no lo recibe en un lapso máximo de 30 minutos, debería revisar su casilla de correos no aceptados o SPAM.

Puedo acceder a los servicios desde cualquier lugar?

El portal de la red social puede ser accedido desde cualquier lugar que tenga conexión a Internet, y en caso que viaje fuera o dentro del país, también será posible ingresar a través de una conexión a Internet operativa.

Con quien me contacto si deseo realizar una pregunta particular?

Para contactarnos debe utilizar el formulario de contacto, que es recibido y respondido en un plazo máximo de 48 horas.

Si no puedo acceder al sitio que puedo hacer?

Lo primero es revisar si tiene conexión a Internet, en caso que la situación continúe, nos puede enviar la información a contacto@fraterna.com

Si no puedo acceder a un servicio que puedo hacer?

Contáctenos a través del formulario de contacto, indicando a qué servicio no puede acceder.

Reflexión
Cristiana

¿MOMENTOS DIFICILES?


Todos pasamos por momentos difíciles, algunos lo pasan por periodos más largos que otros, pero al final todos tenemos momentos que nos arrebatan la tranquilidad o la alegría.

La mayoría de las veces en que vamos a actuar, es porque ya hemos tomado la decisión de hacerlo; y no son pocas las veces que sabemos que esa decisión no es la correcta, sin embargo lo hacemos asumiendo los riesgos:

¡a mi no me pasará!.

Y ese “calculo” es el que nos lleva a vivir momentos difíciles, inclusive agravamientos de salud:

“ fumo, porque a mi no me dará cáncer”.

Esos momentos difíciles no son del agrado de Dios, ningún padre desea que sus hijos sufran.

Dios nos dio libertad de acción, pero esa libertad conlleva responsabilidad con uno mismo y con las ordenanzas de Dios. Es ahora el tiempo de entregarte decididamente a los brazos del Padre y en su regazo encontrar la paz y el amor de Jesús.

Hoy es el momento exacto para comenzar a caminar con el Señor.

“No temáis, ni os azoréis, ni tampoco os desalentéis delante de ellos. Porque el Señor vuestro Dios va con vosotros, para pelear por vosotros contra vuestros enemigos, para salvaros” Deuteronomio 20:3b,4

¿Sabes? Él NUNCA FALLA!!