FRATERNA.COM

LA RED SOCIAL CRISTIANA 

 

 

¿Quiénes Somos?

La red social FRATERNA.COM es una institución de carácter privada, creada y dirigida por un grupo de emprendedores, basados en la idea de sociabilizar y conectar a través de un formato de comunicación on line a una comunidad cerrada y congregada por la Fe. Con el propósito de fortalecer los lazos de unidad, encuentro y apoyos solidarios, basados en principios morales y éticos que el cristianismo demanda.

Misión

FRATERNA.COM es una red social cristiana que ofrece distintos servicios a la comunidad, en un ambiente de fraternidad y afecto, con trabajadores comprometidos con los principios y valores de esta Fe en el desarrollo, generación y optimización de potencialidades que contribuyan al crecimiento del cristianismo y al incremento progresivo y permanente  de una más humana y mejor sociedad.

Visión

Aspiramos a ser la red social cristiana con mayor adherencia; ser reconocida por brindar apoyo solidario, formación cristiana inclusiva, en un clima de fraternal convivencia, apegados a los principios y valores del cristianismo, utilizando como soporte comunicacional los recursos tecnológicos que ofrece la modernidad.

Valores Corporativos

Los valores que FRATERNA.COM como una red social cristiana sustenta son:

  • El Amor: Enseñanza que nuestro líder espiritual nos mandató.
  • La Fe: Como el gran sentimiento de seguridad y confianza en Dios.
  • La Unidad: Acción indivisible de personas que caminan juntas por Fe y Amor.
  • El Respeto: El reconocimiento y consideración entre todas las personas, como condición basada en la ética y la moral para una sana, tranquila y pacífica convivencia.
  • La Solidaridad: El apoyo, adhesión o colaboración a aquellas personas que estén pasando por situaciones difíciles.
  • La Honestidad: Condición que se nos insta como cristianos a comportarnos y actuar dignamente, en coherencia con lo que creemos.

Reflexión
Cristiana

EL CHISME Y SUS EFECTOS


La Biblia nos advierte claramente sobre lo perjudicial que es el hablar indebidamente de otra persona, el infundio. Acción cuyo resultado siempre provocará resultados muy dañinos que pueden llegar destruir el testimonio o la vida de una persona o una familia. Proverbios 16:28 nos alerta. “El hombre perverso levanta contienda, y el chismoso aparta a los mejores amigos”.